El poder del masaje

TranquilityGC

01 diciembre 2016

No hay comentarios

Casa Consejos

El poder del masaje

El masaje, como medio de recuperación, ha estado presente durante muchos años en un gran número de sociedades. El tacto es una respuesta humana característica para curar y elongar, así como para transmitir empatía y apoyo.

Piensa en la última vez que te golpeaste la cabeza o tuviste un dolor en la pantorrilla. ¿Qué hiciste? Te frotaste, ¿verdad? Lo mismo hacían nuestros ancestros. Desde siempre, los sanadores han desarrollado de manera instintiva y libre una amplia variedad de métodos restaurativos basados en el tacto.

En la actualidad, encontramos una respuesta lógica a las ventajas del masaje. Existen beneficios reales en el tratamiento de dolencias y heridas que no tienen cura. Mitiga el creciente estrés de nuestras modernas vidas. Recibir un masaje en la espalda no solo consigue relajar nuestro cuerpo y nuestra mente. Facilita el descanso y puede hacer desaparecer lo que nos preocupa. A continuación, encontraremos algunos de los mayores beneficios del masaje.

Cuerpo

  • Relaja los músculos tensos y distendidos; además, alivia el dolor muscular e, incluso, puede mejorar la postura.
  • Aumenta el flujo sanguíneo y lleva sangre a las zonas que lo necesitan.
  • Disminuye la presión arterial.
  • Ayuda a mejorar la flexibilidad y la fuerza en la rehabilitación de lesiones.
  • Mejora el estado de la piel y algunos problemas cutáneos.
  • Ayuda a eliminar las toxinas, tanto las que se introducen en el cuerpo como las que se desarrollan en él.

Mente

  • Durante el masaje, se liberan las hormonas serotonina y dopamina, las cuales nos ayudan a calmarnos, bajar el ritmo y relajar la mente.
  • El masaje terapéutico puede producir una serenidad auténtica y disminuir la ansiedad mental.
  • Aumenta la agudeza mental, los niveles de vitalidad y la resistencia física.
  • Nos ayuda a descansar mejor, esto permite que el cuerpo se recupere por sí mismo, lo que nos proporciona un bienestar general.

Alma

En las profundidades de nuestro cuerpo, existe un sistema de chakras. Cuando estos chakras, también conocidos como «centros de energía», giran en el sentido de las agujas del reloj, la profundidad de nuestro espíritu se encuentra sana. Normalmente, cuando no giran todos sincronizados, nos sentimos físicamente desequilibrados o «raros» ese día.

Un alma herida provoca problemas físicos que causan enfermedades si no se resuelven. Es importante descubrir como «dejar ir» el pasado y vivir un estilo de vida mentalmente equilibrado. Nos permite seguir nuestro propio ritmo.

Existen muchos tipos de tratamiento, desde modalidades más laboriosas como el masaje sueco, el masaje de tejido profundo o el deportivo, a estilos más fascinantes como el shiatsu, el tailandés, el ayurveda, el hawaiano, la reflexología, la aromaterapia y el masaje con piedras calientes. Independientemente de lo que busquemos  —la oportunidad de estirar un poco, o porque padecemos una enfermedad o lesión— elegir un estilo depende totalmente de nosotros. ¿Por qué no emprender este «viaje» y descubrir algunos de los beneficios en nuestra propia piel?

Nuestro cuerpo lo agradecerá.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies